Oyambre, Dunas de Liencres y Estuario del Pas, y Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, los tres parques naturales afectados

Jesús Escudero y Paula Guisado| Madrid | 13/04/2013 

Distribución de usos y espacios en la costa: perfil por Jesús Escudero

Perfil | Jesús Escudero

Una de cada tres instalaciones ubicadas en la costa de Cantabria se encuentra en espacios naturales protegidos. Esta afirmación es el resultado del análisis del inventario de ocupaciones en dominio público marítimo-terrestre, hecho público por la Demarcación de Costas de esa comunidad autónoma en una nota de prensa del 24 de febrero de 2011.

En total, 33 de las 91 parcelas (36%) incluidas en la relación están situadas en los parques naturales de Oyambre (cuatro terrenos en los municipios de San Vicente y Valdáliga); Dunas de Liencres y Estuario del Pas (una en Piélagos); y Marismas de Santoña, Victoria y Joyel (28 en Noja, Escalante, Bárcena de Cicero, Voto, Colindres y Laredo).

Estas 91 ocupaciones se verán afectadas en los próximos meses por la aprobación del Proyecto de Ley de Protección y Uso Sostenible del Litoral y de modificación de la Ley de Costas, que actualmente se encuentra en tramitación parlamentaria en el Senado. La nueva norma ampliará a 75 años el plazo máximo de las concesiones existentes en dominio público marítimo-terrestre, en lugar de los 30 años que fijaba la Ley de Costas de 1988.

De esta forma, la duración de las cesiones se incrementará en un máximo de 45 años a partir de 2018. No obstante, esta prórroga extraordinaria quedará supeditada a un informe favorable del órgano ambiental autonómico para los casos de industrias extractivas, energéticas, químicas, petroquímicas, textiles y papeleras.

Otra de las novedades del Proyecto de Ley de Protección y Uso Sostenible del Litoral tiene que ver con la reducción del ancho de la servidumbre de protección, denominación con la que se conocen aquellos terrenos anexos al dominio público marítimo-terrestre.

La nueva norma fijará esta zona en un mínimo de 20 metros tierra adentro desde el límite interior de la ribera del mar para las márgenes de los ríos hasta donde sean sensibles las mareas, por los 100 metros que marcaba la Ley de Costas de 1988.

La industria, la actividad más invasora

Precisamente, son las actividades industriales las que mayor porcentaje representan en la relación publicada por la Demarcación de Costas de Cantabria, un 34% del total.  Entre las mismas, figuran empresas tan conocidas como Grupo Leche Pascual, Ferroatlántica o Solvay Química.

A continuación se sitúan las ocupaciones agropecuarias (19%), hosteleras (13%), residenciales (12%), de cultivos marinos (8%), deportivas (5%), navales (4%), forestales (3%) y de servicios (1%).

Trece actividades en la costa de Camargo

Por su parte, Camargo es el municipio cántabro con mayor número de actividades en dominio público marítimo-terrestre, con un total de trece. Lo siguen  Marina de Cudeyo, con once, y Noja, con nueve. Mientras que Camargo y Marina de Cudeyo destacan por su concentración de instalaciones industriales (diez y siete, respectivamente), el caso de Noja pone de manifiesto su atractivo turístico con siete ocupaciones residenciales y habitacionales.

El cruce de esta relación con los datos del Registro del Catastro también permite establecer una cronología de la ocupación del dominio marítimo-terrestre en Cantabria. El desarrollismo de los años sesenta aumentó considerablemente las instalaciones costeras hasta el punto de construirse 24 ocupaciones entre 1970 y 1980. La entrada en vigor de la Ley de Costas de 1988 atenuó el número de actividades económicas levantadas junto al mar. De hecho, sólo se otorgaron siete nuevas concesiones en los 25 años posteriores.

 

Metodología

El origen de esta visualización se encuentra en un buen ejemplo de entrega de información pública por parte de una administración del Estado. El 24 de febrero de 2011, la Demarcación de Costas de Cantabria emitía una nota de prensa en la que anunciaba la publicación del inventario de ocupaciones del dominio público marítimo-terrestre de esa comunidad autónoma ligadas a actividades económicas. Este documento ha sido la principal fuente del proyecto.

Ante la denegación por parte de la Demarcación de Costas de Cantabria de remitir el inventario en formato accesible, el primer paso consistió en trasladar el contenido del documento PDF publicado a una base de datos. La información publicada por la Demarcación de Costas se amplió con los datos obtenidos del Registro del Catastro a partir de la identificación catastral de cada actividad. Esta fase resultó fundamental para localizar cada instalación en el mapa de Cantabria, para lo cual se utilizó la cartografía que el Catastro tiene alojada en Google Maps.

Una vez completada la base de datos en Excel, se utilizó Google Fusion Tables para realizar una primera visualización de la información. Fue en este estadio del trabajo cuando se identificaron 33 instalaciones ubicadas en espacios protegidos.

La incorporación de los menús desplegables al mapa requirió de programación en lenguajes de programación HTML y Java, para lo cual se contó con la colaboración del ingeniero de telecomunicaciones Juan Elosua.

Ver detalle completo de los datos en una hoja de cálculo

 

Jesús Escudero
@jescuderoma
jescuderoma(arroba)gmail.com
Paula Guisado
@pauguisado
paula_guisado(arroba)hotmail.com

 

Licencia Creative Commons

“El 36% de las instalaciones de la costa cántabra está en espacios protegidos”, por Jesús Escudero y Paula Guisado, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 España. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://masinvestigacion.es/contacto.