“En España falta cultura investigativa y científica”

Rocío Llinás| Madrid | 13/04/2013

Acaba de publicar un libro sobre visualización de datos, El Arte Funcional.

Es gallego, profesor de Infografía Multimedia en la Universidad de Miami, y uno de los más prestigiosos periodistas en Infografía y Visualización de datos. También ha trabajado para el diario El Mundo, la Universidad de Carolina del Norte-Chapel Hill y la Editora Globo brasileña. Estamos hablando de Alberto Cairo.

En marzo, los alumnos del Máster de Investigación, Datos y Visualización tuvimos el privilegio de recibir su magisterio.

 

Reside en Miami, ¿cómo percibe desde allí el desarrollo del Periodismo de Datos en España?

Está muy atrasado. Por desgracia, lo que percibo desde fuera, es que en los medios de comunicación españoles falta cultura científica e investigativa, pero también sucede en los periódicos de todo el mundo, que desde un punto de vista numérico o cuantitativo muchas historias no se sostienen.

Algunos directores de medios de comunicación piensan que hacer grafismos y Periodismo de Datos es un lujo. No lo es, es una necesidad. Las redacciones deberían actualizarse tecnológicamente ya que en la actualidad los periodistas tienen acceso a las fuentes de datos, tanto privadas como públicas. Si en las redacciones no hay profesionales que manejen esos datos, no darán a sus lectores el servicio que necesitan.

¿Qué preparación debe tener un periodista que trabaje con datos?

Todos los periodistas, independientemente de que vayan a trabajar con datos o no, deberían tener conocimientos básicos de estadística y números. A muchos periodistas les dan pánico las matemáticas. Eso es negativo porque hoy en día, teniendo en cuenta el acceso que tenemos a los datos, no utilizar estas herramientas va en contra de los propios intereses de nuestra profesión.

¿Cuánta gente es necesaria en un departamento de Visualización y Datos?

Tres o cuatro personas forman un buen equipo. Tiene que haber un periodista que sepa trabajar con números y datos; un diseñador que presente la información visualmente, de una manera atractiva y fácil de usar; y, por último, un programador que cree el esqueleto de esas visualizaciones usando el lenguaje de la programación.

¿Ve necesaria la separación entre periodismo digital y no digital?

No debería haber separación. Actualmente todo el periodismo es digital. Desde el punto de vista de la organización de las redacciones, es imposible que todo el mundo sepa de todo. Aunque tengas una redacción integrada, en la que los diferentes departamentos produzcan historias y gráficos para todos los formatos, dentro de cada sección debe haber profesionales especializados en todas las herramientas y en las técnicas narrativas.

En España no tenemos Ley de Transparencia. ¿Cómo puede desarrollarse un trabajo periodístico de datos bajo esta situación?

La situación española no es tan diferente a la de otros países. Es el caso del diario La Nación, en Argentina, cuenta con un departamento de periodismo basado en datos, sin que exista Ley de Transparencia y además, un Gobierno que obstaculiza activamente el acceso a esos datos. Ellos se asocian con investigadores y con universidades. Si no tienen datos públicos, investigan y crean sus propios bancos de datos. La inexistencia de leyes que te faciliten el acceso a los datos, es un obstáculo gigantesco, pero se puede salvar.

Con la actual crisis económica, ¿qué recomienda a los periodistas, que emigren o que luchen por hacerse un hueco en España?

La respuesta en el contexto actual, es emigrar si uno puede. Es la alternativa más fácil para no enfrentarte a la situación de crisis económica que está sufriendo España. Por otro lado, existen casos que ofrecen muchas esperanzas de periodismo independiente, de nuevos proyectos, que se están autofinanciando, independientemente de los grandes medios de comunicación.

Un consejo para quien se inicia en el mundo de los Datos y la Visualización.

El primer consejo que le doy a cualquier periodista es leer, aprender del mejor periodismo, leer los mejores ensayos para educarse. Y después buscar las mejores fuentes para formarse en estas áreas.